martes, 25 de mayo de 2010

Tratamiento

  • Las personas asintomáticas, por lo general no requieren tratamiento.
  • En personas inmunocompetentes, suele no requerir tratamiento, salvo en casos graves y en pacientes inmunodeprimidos, donde se requiere un tratamiento con los medicamentos pirimetamina y sulfadiacina en conjunto, la dosis normal de estos medicamentos es de 50 a 75 mg de pirimetamina y de 2 a 4 gramos de sulfadiazina al día, aunque esta combinación pude causar una disminución de los glóbulos blancos y problemas de riñón.
  • Para evitar que esta disminución sea brusca, y evitar una reacción alérgica, los pacientes comienzan tomando dosis muy bajas, que se aumentan gradualmente, hasta que llegan a tolerar la dosis completa.
  • Además, es necesario complementar este tratamiento con ácido fólico, para evitar una anemia.
  • Las personas que no pueden tolerar medicamentos tipo sulfa pueden usar clindamicina en lugar de sulfadiazina en la combinación.
  • En mujeres embarazadas infectadas de Toxoplasma, se descubrió que le espiramicina reduce las probabilidades de que el parásito alcance al feto y es menos tóxica.
  • Si se comprueba que el feto está infectado se trata a la madre dando los medicamentos pirimetamina y sulfadiacina, que reducen la gravedad de los síntomas del bebé tanto antes, como después del parto.
  • En los recién nacidos con Toxoplasma congénita, se suele seguir el tratamiento con los mismos fármacos durante varios meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada